La curación del cáncer desde la conciencia en tres pasos:

1) ACEPTAR EL CANCER COMO TU MANIFESTACIÓN, porque tu cuerpo no tiene voluntad propia y ajena a ti. Lo habitual es «luchar» contra el cáncer (el cuerpo incluido), lo que es prácticamente imposible, convertirse en víctimas de la realidad que nosotros mismos creamos.

2) INVESTIGAR QUÉ TE ENSEÑAS A TRAVÉS DEL CUERPO Y APLICAR ESTE APRENDIZAJE DIRECTAMENTE EN TU VIDA. Aquí también, es necesario transformar lo inconsciente en consciente, no tratar los síntomas sino las causas de la «enfermedad», que siempre son individuales y únicos para cada ser humano, aunque hay claves en común.

3) DESPEDIR DEL CÁNCER CON GRATITUD. Una vez has aprendido por qué y para qué has invitado al cáncer en tu vida y has aplicado su aprendizaje directamente, es necesario despedir de él conscientemente, porque no lo necesitas más y quieres recuperar tu sentido de poder de manifestación sana en la vida. Recomiendo hacer una ceremonia en donde señalas a tu subconsciente y ordenas la liberación de los síntomas, desde la gratitud, por la Inteligencia Universal te ha permitido entenderlo y crecer en conciencia.

Gracias Valeria Grams, por tu valentía (como dice tu nombre mismo) y por compartir tu historia. Gracias Leandro Camargo, por traer historias fascinantes al conocimiento público con estilo y claridad. Y sobre todo, gracias Edinar Abuhab, por conectarnos entre todos y ser un puente donde mucha gente crecen juntos en conciencia.

Como Valeria, también es Themis Carmona de México, que se liberó de una Esclerosis Múltiple y mucha otra gente valiente que encontré en mi camino y cuyas historias narro en mi segundo libro «Las Caras del Ser: tu camino a la trascendencia».

¡Para mi son testimonios que la conciencia del amor es el único camino viable para el crecimiento integral del Ser humano!

Las palabras de Valeria:

«Gracias a Avi Hay tengo inmensa gratitud por su amor al prójimo, demostrado por mí. Admiro su misión extraordinaria de concientización del ser. Gracias por las palabras cuando me visitó en un momento tan importante de mi vida. Gracias por las enseñanzas. Usted es un ser de mucho amor en esencia. Gratitud!»

 

EL TESTIMONIO DE VALERIA: LA CURACIÓN DEL CÁNCER